Soteldo y Arturo Vidal para Boca

En medio de la agitación política previa a las elecciones del domingo 17 de diciembre en Boca Juniors, la dirigencia xeneize ha dado un nuevo paso en el mercado de pases, consultando las condiciones para la posible incorporación de Yeferson Soteldo. Sin embargo, las expectativas sobre el volante chileno Arturo Vidal se han enfriado, colocando un freno de mano a las negociaciones.

Las elecciones, que determinarán el curso del club bajo el liderazgo de Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal o la oposición liderada por Andrés Ibarra y Mauricio Macri, están generando una expectativa particular en torno a las decisiones futbolísticas. La confirmación del nuevo entrenador, programada para el lunes después de los comicios, abrirá la puerta a las discusiones sobre posibles fichajes, con nombres como Éver Banega ya en la palestra.

El delantero venezolano Yeferson Soteldo, recientemente descendido con Santos en Brasil, se presenta como una opción viable para Boca, considerando la posible disposición de Santos a desprenderse de jugadores con contratos más altos. Aunque solo se realizaron consultas preliminares, la cautela impera en el club de La Ribera, que aún no ha tomado una decisión definitiva sobre la posible incorporación de Soteldo.

En cambio, la llegada del experimentado mediocampista chileno Arturo Vidal, quien quedó libre de Athletico Paranaense, enfrenta obstáculos económicos significativos. A pesar de los vínculos previos y los diálogos con Juan Román Riquelme, el elevado salario del jugador de 36 años plantea dudas en la cúpula xeneize.

Uno de los factores complicados para la llegada simultánea de Soteldo y Vidal radica en el cupo de extranjeros en el plantel. Con cinco jugadores que ocupan este cupo, Boca solo tiene un espacio disponible. La situación se complica aún más con el retorno, en junio del próximo año, del venezolano Jan Hurtado de su préstamo en Liga de Quito de Ecuador, sumando otra ficha extranjera a considerar.

En este escenario, la dirigencia se encuentra ante la disyuntiva de elegir entre dos jugadores extranjeros de alto calibre o explorar la opción de transferir a uno de los actuales extranjeros en el plantel. Esta decisión, sin duda, marcará el rumbo de Boca Juniors en su búsqueda de refuerzos y en la configuración final del equipo para la próxima temporada. La incertidumbre política y las complejidades del mercado de fichajes convierten esta etapa en un desafío crucial para la gestión deportiva del club.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *