Almirón y su mal momento en Boca

El Boca Juniors de Jorge Almirón está viviendo un período de altibajos que ha dejado perplejos a sus seguidores y ha avivado la polémica en torno a su desempeño. A pesar de haber logrado la mayoría de sus objetivos concretos, los últimos resultados han empañado su gestión y han hecho que se establezcan inevitables comparaciones con el pasado reciente del club.

La derrota frente a Defensa y Justicia en un partido reciente marcó la novena vez que Almirón ha perdido desde que asumió el cargo de director técnico. Esto significa que ha alcanzado la misma cantidad de derrotas en 32 partidos que su antecesor, Hugo Ibarra, logró en un período más largo de tiempo. Aunque es importante mencionar que Ibarra dirigió cuatro partidos más que Almirón.

A primera vista, el número de derrotas puede parecer preocupante, pero es fundamental considerar el contexto en el que se produjeron. Estas derrotas, intercaladas con éxitos en competiciones coperas, no han impedido que Boca siga en la pelea por sus objetivos, a pesar de que el torneo ya haya concluido al momento de la llegada de Almirón.

Las derrotas han llegado contra equipos como San Lorenzo, Estudiantes, River Plate, Arsenal y Godoy Cruz en la Liga Profesional, así como Deportivo Pereira en la Copa Libertadores y Sarmiento, Tigre y Defensa en la actual Copa de la Liga. Curiosamente, la mayoría de estos partidos terminaron con un marcador de 0-1.

La comparación con Hugo Ibarra se vuelve aún más intrigante, ya que Ibarra no solo tuvo menos derrotas en promedio, sino que también logró dos títulos en sus 36 partidos al mando del equipo, incluyendo una memorable remontada en la Liga 2022 con 10 victorias en los últimos 13 partidos que condujeron a la consagración.

Sin embargo, a pesar de su éxito, los rumores de malestar en el plantel, la insatisfacción del Consejo de Fútbol y las críticas hacia la falta de identidad en el juego llevaron a la decisión de poner fin al ciclo de Ibarra y su cuerpo técnico, a pesar de su reciente victoria en la Supercopa Argentina.

En este contexto, Jorge Almirón asumió la responsabilidad del equipo, pero la tendencia no cambió de inmediato. A medida que avanzaba el primer semestre del año, Boca comenzó a acumular victorias y con la clasificación a las semifinales de la Copa y la llegada de siete nuevos refuerzos, las expectativas eran altas.

Sin embargo, la reciente derrota frente a Defensa y Justicia ha dejado muchas caras preocupadas en el entorno de Boca. A medida que se acercan dos partidos más antes del crucial enfrentamiento con Palmeiras, las preguntas se acumulan. ¿Serán estos partidos un trampolín para la mejora o un peligroso precipicio que podría poner en riesgo el ciclo de Almirón? Las próximas semanas serán decisivas para el futuro de Boca Juniors y su camino hacia la redención.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *