Pipa Benedetto festejando un gol en Boca

Boca Juniors regresó con fuerza y ​​determinación en una actuación dominante al vencer a Central Córdoba 3-0 en el estadio Madres de Ciudades de Santiago del Estero. Este triunfo marca un regreso triunfal después de una serie de tres derrotas consecutivas en el torneo local y ha revitalizado las esperanzas de los aficionados del Xeneize.

El partido, válido por la quinta fecha de la Zona B de la Copa de la Liga, mostró a Boca en su mejor momento. Aunque el equipo optó por alinear una formación alternativa, su rendimiento fue excepcional. Los goles de la victoria fueron obra de Lucas Blondel, Lucas Janson y Darío Benedetto, todos en la segunda mitad del juego. Este resultado destacó la profundidad del equipo de Boca, ya que jugadores que normalmente no son titulares demostraron su valía.

Lucas Blondel, en particular, se destacó al anotar un gol y ganar tres pelotas clave durante el partido. Además, Ezequiel Fernández desempeñó un papel fundamental en el centro del campo, acertando 71 pases precisos y recuperando tres balones para su equipo.

El partido fue intenso y físico, con una acumulación de faltas que resultaron en dos jugadores amonestados: Lucas Blondel y Mauro Pittón. A pesar de la dura competencia en el campo, Boca demostró su superioridad y se mantuvo en control durante todo el partido.

El partido también fue notable por el debut de Gino Olguín en las filas de Central Córdoba. Este joven mediocampista pampeano de 23 años tuvo sus primeros minutos en la Copa de la Liga Profesional. Formado en el Deportivo Mac Allister, Olguín previamente había tenido experiencias en clubes como Huracán, Defensa y Justicia, y Racing en las divisiones inferiores de AFA, antes de unirse a Villa Dálmine y debutar en la Primera Nacional B. Su incorporación a Central Córdoba fue un momento emocionante para él y su familia, y su debut en este partido contra Boca Juniors seguramente será un recuerdo inolvidable.

Este resultado no solo detiene la racha de derrotas de Boca en el torneo local, sino que también aumenta la moral del equipo de cara a los próximos desafíos. Aunque la atención de los fanáticos de Boca está centrada en la próxima semifinal de la Copa Libertadores contra Palmeiras de Brasil, el equipo no puede darse el lujo de descuidar el torneo local. La victoria sobre Central Córdoba impulsa sus esperanzas de una actuación sólida en el futuro y los prepara para enfrentar la serie con Palmeiras y el Superclásico contra River el 1 de octubre.

En otros resultados de la jornada, Independiente empató 1-1 como visitante ante Rosario Central, lo que lo posiciona como líder de la Zona A con 10 puntos. Por su parte, Huracán logró una importante victoria 2-0 sobre Gimnasia y Esgrima La Plata en un partido crucial para la lucha por mantener la categoría.

La Copa de la Liga continúa su emocionante desarrollo, con más partidos por venir. La jornada siguiente incluye enfrentamientos como Barracas Central contra Banfield, Vélez contra Arsenal y Instituto contra Colón en la Zona A, mientras que en la Zona B se disputarán encuentros como Defensa contra Tigre, Estudiantes contra San Lorenzo y Racing Club contra Newell’s.

Boca Juniors ha demostrado que está de vuelta en la competencia y que está dispuesto a luchar tanto en el ámbito nacional como internacional. Los aficionados esperan con ansias ver cómo el equipo se desempeñará en los próximos desafíos y si puede mantener este nivel de actuación.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *