Macri Boca

En un nuevo capítulo de la tumultuosa saga electoral en Boca Juniors, el ex presidente argentino Mauricio Macri anunció hoy en una conferencia de prensa que presentó una denuncia por amenazas a su hija. Las tensiones en el club, que ya venían en aumento, alcanzaron un nuevo pico con este inesperado giro.

«Mi hija fue insultada y amenazada. Esto es fútbol, no una guerra. Pero amenazar a mi hija… qué es esto. Es la degradación de la Argentina que llegó a nuestro club y no puede suceder esto», expresó Macri visiblemente consternado ante los periodistas.

El ex mandatario, que recientemente se unió a la fórmula opositora junto a Andrés Ibarra, no solo hizo hincapié en las amenazas sufridas por su familia, sino que también arremetió contra el ídolo boquense, Juan Román Riquelme. En un tono enérgico, Macri afirmó que lo de Riquelme «es peor que lo que hizo Passarella en River», haciendo referencia a la gestión del expresidente de River Plate, Daniel Passarella, que fue objeto de críticas por su desempeño en el club.

La rueda de prensa también contó con la presencia de Diego Cagna y Rolando Schiavi, quienes respaldaron la postura de la fórmula opositora. Ambos exjugadores, conocidos en el mundo del fútbol argentino, se sumaron al escenario para respaldar las declaraciones de Macri e Ibarra.

En respuesta a las acusaciones de Riquelme sobre una supuesta intención de intervenir en Boca, Macri fue contundente: «No hay ninguna posibilidad de intervención, no existe registro de socios. Todo lo que hacía Boca era público. Que tengamos que aguantar esta campaña de mentira la aprendió de sus amigos de la política nacional y bien no le fue».

Por su parte, Ibarra sostuvo que la oposición está dispuesta a votar, pero exigió que se limpien los padrones para garantizar la transparencia del proceso electoral. «Queremos votar sin padrones truchos», afirmó.

El ex presidente también hizo referencia al banderazo reciente, calificándolo como liderado por la militancia kirchnerista y escoltado por la barra brava. «Para mí era una etapa terminada, pero viendo todo esto es que por eso hoy estoy acá. Para cuidar a nuestra querida institución, hasta dónde vamos a llegar», declaró Macri, evidenciando su preocupación por el rumbo que está tomando el club.

En cuanto a la situación de la jueza Alejandra Abrevaya, Macri señaló que la magistrada tuvo que pedir protección debido a las amenazas recibidas, lo que agrega más complejidad a un escenario ya convulso.

En medio de la intensa conferencia, Ibarra abordó las acusaciones de Riquelme sobre los socios de la gestión anterior y el supuesto superávit de la actual gestión. «Estás mintiendo, Riquelme, y los que te asesoran te hacen mentir. De los 51,000 socios que mencionas, son 29,000 nada más. Dejemos de mentir y hablemos de propuestas», afirmó Ibarra.

La rueda de prensa culminó con Macri pidiendo disculpas a los socios de Boca por la difícil situación que están atravesando. «Estamos trabados porque se descubrió esta trampa, y el oficialismo se excusó del manejo de la justicia. Nuestra intención es ir a votar porque somos muchos socios que estamos acostumbrados al manejo del club», concluyó el ex presidente.

El futuro de Boca Juniors parece estar en un camino incierto, con acusaciones cruzadas, tensiones y una base de socios ávidos de respuestas y soluciones a una crisis que amenaza con extenderse.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *