Estadio Monumental a la espera de la Selección Argentina

En un anuncio que desata la emoción de los aficionados, la Asociación del Fútbol Argentino confirmó oficialmente que la ciudad de Buenos Aires será la sede de la esperada final de la Copa Libertadores 2024. Aunque aún se aguarda la confirmación definitiva del estadio, todo indica que el monumental escenario de River Plate, el «Monumental,» será el lugar donde se decidirá al campeón del torneo más prestigioso de América.

Ubicado en la intersección de las avenidas Figueroa Alcorta y Udaondo en el barrio de Belgrano, el Monumental se postuló como sede desde finales del año pasado. La noticia, anunciada a través de las redes sociales, anticipa la inminente ratificación por parte de la Conmebol.

Sin embargo, la incógnita sobre el estadio persiste, ya que la elección dependerá de los equipos finalistas. Si llegan dos equipos con menor convocatoria, la final podría trasladarse a un estadio alternativo con menor capacidad, siguiendo la estrategia utilizada en la Sudamericana del año pasado, que se trasladó de Montevideo a Punta del Este.

Esta final de la Copa Libertadores será especial, ya que marca el regreso del torneo a Argentina desde que se implementó el formato de partido único en 2019. La última vez que se celebró en el país bajo esta modalidad fue en la Sudamericana, que tuvo lugar en Córdoba.

Recordando la final histórica de 2018 entre River Plate y Boca Juniors, que debió mudarse a Madrid tras un incidente violento cerca del estadio de Núñez, la confirmación de Buenos Aires como sede resalta la seguridad y la pasión del fútbol argentino.

La fecha fijada para este emocionante encuentro es el 30 de noviembre, una decisión que contrasta con la edición anterior, donde la final entre Fluminense y Boca se disputó unos días antes, el 4 de noviembre.

La candidatura del Estadio Monumental: ¿Por qué River Plate es la elección predominante?

El Estadio Monumental, hogar de River Plate, se alza como el principal candidato para albergar este evento épico. Con una capacidad para aproximadamente 80 mil espectadores, tras las recientes renovaciones, el estadio ofrece un escenario imponente para la final de la Copa Libertadores.

La ausencia de Boca Juniors en la edición de este año podría resultar beneficiosa para los organizadores, evitando un posible enfrentamiento en la instancia definitoria con el eterno rival de River Plate.

En el recuerdo de los fanáticos resuenan las finales de los últimos años, con estadios icónicos siendo testigos de la gloria. Desde el Estadio Monumental de Lima en 2019, pasando por el Maracaná de Río de Janeiro en 2020 y el Centenario de Montevideo en 2021, hasta el Monumental de Guayaquil en 2022 y nuevamente el Maracaná en 2023, los escenarios han sido protagonistas de momentos inolvidables.

No obstante, desde 2019, el predominio total ha sido de los clubes brasileños, con cinco victorias consecutivas en las finales de la Copa Libertadores. Dos para Palmeiras, dos para Flamengo, y una para Fluminense, elevando el estatus de Brasil en el firmamento del fútbol sudamericano. La pregunta ahora es si Argentina puede romper esa racha y devolver la gloria continental a sus clubes.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *