Entrenamiento de Boca con Diego Martinez

En medio de la intensidad de los entrenamientos previos al tan esperado Superclásico frente a River Plate, Boca Juniors enfrenta desafíos y ciertas incógnitas que podrían influir en la conformación del equipo titular para el encuentro del próximo domingo en el estadio Monumental.

El entrenador Diego Martínez ha tenido que lidiar con la noticia de dos nuevos futbolistas tocados en la semana de entrenamientos. Cristian Lema y Darío Benedetto se movieron aparte durante las prácticas, generando cierta preocupación en el cuerpo técnico. A pesar de ello, la novedad positiva fue la incorporación de Luca Langoni al grupo, quien, luego de haber estado diferenciado el martes, se reintegró a sus compañeros en el predio de Ezeiza.

El juvenil Langoni, quien sufrió un golpe en el último partido frente a Lanús, trabajó junto al resto de la plantilla, aunque se mantuvo en observación debido a una sobrecarga. Según fuentes cercanas al cuerpo técnico, la decisión de diferenciarlo fue meramente precautoria, y todo indica que estará disponible para el enfrentamiento con River.

En contraste, la situación de Benedetto es diferente, ya que el Pipa abandonó la práctica debido a una molestia muscular. Aunque no se realizarán estudios adicionales, su participación en el Superclásico está en duda, generando incertidumbre en la conformación del equipo.

El defensor Marcos Rojo, por su parte, se encuentra en proceso de recuperación tras superar un desgarro en el gemelo izquierdo. Aunque fue sometido a pruebas de exigencia para determinar su aptitud, las posibilidades de que sea titular disminuyen, y se prevé que integre el banco de suplentes.

La lista de ausentes se amplía con las bajas confirmadas de Pol Fernández, quien sufre una lesión en el tobillo con un tiempo estimado de recuperación de un mes, y Exequiel Zeballos, que se encuentra en proceso de rehabilitación por una lesión ligamentaria.

El cuerpo técnico, liderado por Diego Martínez, se encuentra evaluando distintas opciones tácticas de cara al Superclásico. La posibilidad de mantener el 4-4-2 utilizado en anteriores encuentros está sobre la mesa, pero también se baraja la opción de optar por una línea defensiva de cinco, aunque se considera como una alternativa difícil de implementar.

En cuanto al mediocampo, se analiza la opción de adelantar a Luis Advíncula para ocupar el carril derecho, desplazando a Lucas Blondel como lateral. Además, se especula con la inclusión de Cristian Medina y Ezequiel Fernández en el eje, relegando a Jorman Campuzano. Otra alternativa es mantener el peruano en la defensa y repetir el mediocampo que se presentó en el último encuentro.

A pesar de estas incógnitas, el director técnico parece tener algunos puestos definidos. En el ataque, todo indica que Edinson Cavani regresará para acompañar a Miguel Merentiel, mientras que en la defensa, Lautaro Blanco podría volver al equipo titular en lugar de Marcelo Saracchi.

Con el Superclásico acercándose rápidamente, la incertidumbre sobre la alineación final de Boca Juniors agrega un elemento adicional de emoción a un enfrentamiento ya cargado de expectativas y rivalidad.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *