Messi y Aguero en el entrenamiento

Con la finalización de la última fecha del grupo A que integran los seleccionados de Brasil, Perú, Venezuela y Bolivia; la albiceleste solamente deberá ganar su partido para clasificar a los cuartos de final de la Copa América. Gracias a la abultada victoria de Brasil por 5 a 0 ante Perú, la diferencia de goles beneficiaria a la selección nacional, que con tan solo ganar por un gol de diferencia clasificaría a la siguiente ronda, ya sea en segundo lugar si Paraguay no gana su partido ante Colombia o como uno de los mejores terceros.

En caso de que Argentina no pueda ganarle al conjunto de Qatar deberá por lo menos sacar un empate y esperar a que la selección de Paraguay caiga derrotado por 3 goles de diferencia y Japón por el grupo C no deberá ganarle a Ecuador en su último encuentro el próximo lunes 24.

Por un lado este nuevo horizonte le da cierto alivio al plantel ya que solamente depende de ellos su clasificación a los cuartos de final, pero por otro lado el mismo hecho de que solamente dependa de ellos puede generarles una presión extra que a la larga del partido termine perjudicando el juego y el resultado final.

Un momento similar vivió la selección hace un año, en el mundial de Rusia 2018, donde debía ganar su último encuentro frente a Nigeria para poder clasificar a los octavos de final de la copa. En ese entonces el seleccionado logró su pasaje sobre el final del partido con un gol de Marcos Rojo.