Messi y Aguero en el entrenamientoMessi y Aguero en el entrenamiento. (Foto: Olé / Juano Tesone).

Con la finalización de la última fecha del grupo A que integran los seleccionados de Brasil, Perú, Venezuela y Bolivia; la albiceleste solamente deberá ganar su partido para clasificar a los cuartos de final de la Copa América. Gracias a la abultada victoria de Brasil por 5 a 0 ante Perú, la diferencia de goles beneficiaria a la selección nacional, que con tan solo ganar por un gol de diferencia clasificaría a la siguiente ronda, ya sea en segundo lugar si Paraguay no gana su partido ante Colombia o como uno de los mejores terceros.

En caso de que Argentina no pueda ganarle al conjunto de Qatar deberá por lo menos sacar un empate y esperar a que la selección de Paraguay caiga derrotado por 3 goles de diferencia y Japón por el grupo C no deberá ganarle a Ecuador en su último encuentro el próximo lunes 24.

Por un lado este nuevo horizonte le da cierto alivio al plantel ya que solamente depende de ellos su clasificación a los cuartos de final, pero por otro lado el mismo hecho de que solamente dependa de ellos puede generarles una presión extra que a la larga del partido termine perjudicando el juego y el resultado final.

Un momento similar vivió la selección hace un año, en el mundial de Rusia 2018, donde debía ganar su último encuentro frente a Nigeria para poder clasificar a los octavos de final de la copa. En ese entonces el seleccionado logró su pasaje sobre el final del partido con un gol de Marcos Rojo.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *