Estatua de Marcelo Gallardo

La reciente escultura de bronce dedicada a Marcelo Gallardo ha generado una gran repercusión y opiniones encontradas en el ámbito de River Plate y el fútbol en general. La estatua, que fue inaugurada el pasado sábado en el Estadio Monumental, ha despertado tanto alegría y emoción por el reconocimiento al exitoso director técnico, como polémica debido al tamaño de la entrepierna del coloso de bronce, que mide siete metros y pesa más de seis toneladas.

Ante la controversia surgida, la escultora Mercedes Savall, responsable de la obra, explicó que la intención era resaltar las virtudes futbolísticas de Gallardo y crear impacto en la obra mediante la ampliación o reducción de ciertas partes. Según Savall, era un gesto importante para los seguidores del equipo. Sin embargo, debido a la amplia repercusión en las redes sociales y la presión de la opinión pública, se ha sugerido realizar algunos retoques y cambiar la estética de la parte inferior de la estatua.

El dirigente y promotor del proyecto, Carlos Trillo, expresó que si es necesario realizar ajustes en la escultura, se harán. Sin embargo, aún no se ha confirmado dicha modificación debido a la posible oposición de la artista. Savall ha manifestado en privado que una vez presentada la obra, no debería ser modificada. A pesar de esto, todo indica que se realizará un pulido en la protuberancia de la estatua de Gallardo para lograr la aceptación de la mayoría de los fanáticos de River Plate. La escultura seguirá exhibiéndose en la puerta del estadio, en cercanías de la estatua de Ángel Labruna.

Este sábado, Marcelo Gallardo vivió una tarde histórica e inolvidable, cargada de emoción que lo llevó al borde de las lágrimas en varias ocasiones. Fue el protagonista de un merecido homenaje con la inauguración de una imponente estatua de más de siete metros de altura, que lo retrata junto a la legendaria Copa Libertadores ganada en Madrid frente a Boca Juniors. Sin embargo, la atención en las redes sociales se centró en el tamaño llamativo de la entrepierna de la escultura.

La escultora Mercedes Savall, al ser consultada sobre este detalle, se desligó de la decisión y remitió al doctor Carlos Trillo, dirigente de River, quien ideó y lideró el proyecto. Savall explicó que la idea era basarse en el icónico toro de Wall Street en Estados Unidos, y aceptó el desafío de representar a Gallardo de manera similar. Además, mencionó que el tamaño de algunas partes de la obra fue modificado para resaltar su impacto y dar gestos a los hinchas, como el saco, la medalla con la inscripción «9-12» y el taquito levantado en referencia a un famoso relato de Mariano Closs.

Con estas declaraciones, Savall buscó dejar claro que no se trata de una burla, sino de pequeños gestos que buscan honrar a los seguidores del equipo y transmitir pasión a través de su trabajo artístico.

Por Federico Barrios

Soy un periodista deportivo apasionado por el fútbol argentino y su cultura. A través de la escritura, mi objetivo es transmitir la emoción y la pasión que rodean a este deporte. He recorrido estadios, entrevistado a jugadores y compartido historias que capturan la esencia del fútbol en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *